Edificio plurifamiliar en Vila-seca

ARQUITECTO: Xavier Llagostera
LUGAR: c/ Era del Delma. Vila-seca, Tarragona
TIPO: Edificio plurifamiliar de 14 viviendas
CLIENTE: Vilablau Promotores

El encargo venía de una empresa promotora, Vilablau, que empezaba su andadura en el sector de la promoción. Era su primera promoción. Encontraron un solar en un barrio un poco marginal de Vila-seca. Allí se encontraban básicamente casas de escaso presupuesto pero con mucho colorido. Era un poco el barrio de los inmigrantes. Delante del solar estaba proyectado urbanizar una avenida bastante ancha que serviría para articular las diferentes tramas de los barrios. Dicha avenida la acabaron un poco más tarde que la promoción.

El programa del proyecto era edificar un edificio para 14 viviendas con un sótano en el que ubicar 14 plazas de aparcamiento y 14 trasteros. Las Normativas del Ayuntamiento permitían edificar 3 plantas: planta baja, planta primera y planta segunda.

La forma que tenía el solar era un poco caprichosa, con esquinas con ángulos abiertos o cerrados. No tenia ninguna esquina a 90º grados. El solar tenia 3 fachadas y una medianería. El anteproyecto tuvo bastante complejidad: encajar las viviendas fue bastante difícil. En las plantas 1ª y 2ª se proyectaron 5 viviendas en cada planta y en la planta baja se proyectaron sólo 4 viviendas, ya que se tenía que ubicar el vestíbulo de acceso.

Se proyectó el suelo de la planta baja a 70 cm. de la calle para dejar unas aberturas de ventilación para el aparcamiento, por tanto, en el vestíbulo se tuvo que proyectar una rampa… El vestíbulo era muy luminoso y espacioso.

El rellano de la escalera, en planta baja, planta primera y planta segunda, estaba rodeado de dos patios, de los cuales se iluminaría. Estos patios se proyectaron para dar iluminación a estos rellanos y para ventilar e iluminar dos cocinas. El paramento entre el rellano y los patios se proyectó con una pared translúcida de piezas de pavés. Habían dos cocinas más que no daban a fachada, pero sí daban a otro patio colocado en la medianería.

Para la quinta cocina, que tampoco daba a fachada se proyectó un tercer patio. El resto de dependencias: habitaciones, salas de estar y comedores daban todas a fachada.

Las fachadas se proyectaron en cuatro colores, siguiendo un poco la estética del barrio, donde las casas se pintaban de colores y de diferentes materiales.

En nuestras fachadas, se tenía la percepción de que estaban construidas con diferentes materiales y diferentes colores. Habían unos balcones, en la fachada que daba a la avenida, que los proyectamos en chapa de acero pintada de azul. Un azul que recordaba el mar y el nombre de la promotora. El resto de colores eran color tierra, color beig y color gris. En las terrazas más grandes se colocaron unas barandillas de obra y de vidrio bañado al ácido.

La cubierta era plana no transitable. Por Normativa se tenía que dejar un espacio para el usufructo de los vecinos. En el que podían colgar la ropa o podían tomar el sol, o podían hacer cenas en verano.


Edificio plurifamiliar en Vila-seca Edificio plurifamiliar en Vila-seca Edificio plurifamiliar en Vila-seca Edificio plurifamiliar en Vila-seca Edificio plurifamiliar en Vila-seca Edificio plurifamiliar en Vila-seca Edificio plurifamiliar en Vila-seca Edificio plurifamiliar en Vila-seca Edificio plurifamiliar en Vila-seca
loading..